Temprana visita a los Everglades National Park

November 08, 2016  •  1 Comment

No es la primera vez que visito este parque pero si la primera ver que lo hago completamente solo. Para este viaje no hice mucho preparativo ya que se encuentra relativamente cerca de casa. Si no quieres ser devorado por los moquitos la mejor época  para no decir que la única que se puede visitar este lugar es entre Diciembre y Marzo. Yo como siempre tentando mi suerte y teniendo la esperanza que no hubieran tantos mosquitos porque la temperatura habia descendido un poquito decide aventúrame a ver que me esperaba, aunque siempre teniendo presente que la temporada de Everglades no había llegado a un.

El viernes 4 de Noviembre por la noche con todas las baterías cargadas y los cacharros empacados solo me faltaban algunas cosillas por verificar para que todo trabajara bien. Entre esas cosillas estaba el tiempo, algo muy importante en la Florida si vas a ser alguna actividad al aire libre debes  chequear el tiempo un día antes y si es posible por la mañana antes de partir, porque este cambia muy rápido por estos lares y sin avisar. Ya con todo listo y funcionando pues a dormir, no hay mejor satisfaccion para un fotógrafo que lo sorprendan los primeros rayos de sol en el campo.

Suena el despertador a las 4:15  de la mañana, les voy a ser sincero de todo el viaje esta es la parte que menos me gusta. Pero todos buenos momentos llevan un sacrificio. Pero cuando te das cuentas que te despiertas para hacer los que te gusta y no para ir a trabajar se te activan los sensores como por arte de magia.

Alrededor de las 5 a.m me encontraba manejando por el automista 836. En unos 45 minutos estaba en Homestead, que no había mucho tráfico a estas hora de la mañana, me pedí un capuchino en un Starbucks y seguí mi camino el cual se hacía más solitario y mirándolo desde otro punto de vista un poco tenebroso.  

Llego a la entrada de parque y cuál fue mi sorpresa cuando estaba un guardabosque y cobrando la entrada. Hacia alrededor de dos  años que no visitaba este lugar, a esta hora jamás estaban ahí y menos cobrando 25 dólares (Eran $10) si mal no recuerdo. 

En 15 minutos estaba en el Long Pine Key donde esperaría la salida del sol y después dedicarme a buscar unas lechuzas y algunas aves por los alrededores. Jamás había estado solo en este lugar, al bajarme del carro  solo se sentía unas ranas a lo lejos y algunos sonidos que me eran familiares y otros no. La oscuridad del lugar era algo indescriptible, no había luna y al estar tan lejos de la ciudad tampoco luz contaminante. Debi estar esperado como unos 20 minutos en mi carro, hasta que pude distinguir entre los árboles y el cielo y ahí fue donde empezó la sección de fotos.

Al principio trate de hacer algunas estrellas pero sin mucho éxito. Hubo un amanecer precioso, los colores eran impresionantes, parecía que aquellos arbustos cogían vida a la salida del sol. Sentí unos carpinteros martillando en los arboles alrededor del lago donde me encontraba, aves grandes volando de un lado a otro y por supuesto los mosquitos que me recordaron que estaba vivo.

Al salir el sol completamente de frente me fui moviendo de lugar donde todavía quedaban bellos colores en el cielo, tratando de aprovechar cada momento de belleza que me regalaba aquel amanecer y todo para mi solo.

Es un lugar donde recomiendo que se debe visitar (Long Pine Key) incluso pueden acampar  y esperen el amanecer despiertos. No se arrepentirán.

Al terminar muy contento con los resultados logrados en esos pocos minutos, me dispuse a buscar las lechuzas las cuales no encontré. Los Everglades estaban casi vacíos  solamente algunos cuervos americanos (Corvus brachyrhynchos)  haciendo mucho ruido sobre los árboles y en este caso comiéndose aun un Opossum muerto que seguramente fue atropellado por algún carro.

Moviéndome suavemente de un lado a otro y mirando hacia los arboles pude distinguir a lo lejos  un gavilán (Buteo brachyurus), que después de un rato volando de un árbol a otro se dejo fotografiar tranquilamente.

Maneje hasta Flamingo 40 millas desde la entrada, a ver si con un poco de suerte podía fotografiar unos águilas que desde hace algún tiempo anidaban en el mismo lugar. Águilas habían, no 1 ni 2, habían 5 pero mosquitos también y más de los que pensaba. Fue imposible estar más de 3 minutos fuera del carro y aborte la misión.

Saliendo de Flamingo me encuentro un carpintero que después de estar un rato fuera del carro y acercándome poco a poco pude tomarle algunas fotos.

Cerca ya casi de las 11:30 de la mañana y salir volando el pajarito me dispuse a regresar a Miami. De camino y con mis cámaras en el asiento del pasajero siempre con la esperanza de encontrar algo más, de pronto veo una tortuga pintada (Trachemys scripta) caminando por la carretera. Wowww la verdad jamás había visto una jicotea a la que podía fotografiar con mi lente angular (Tokina 11-16). Para que contarles que me tire en el piso delante del animalito con un flash en mano y la cámara en la otra y foto van y fotos vienen  hasta que se me desapareció dentro de la maleza.

Quizás en este viaje no vi tanto animales ni vida como lo acostumbrado  por esto lugares, pero para mí fue un viaje muy satisfactorio y productivo, tanto como por estar en contactó otra vez con la naturaleza que yo lo disfruto mucho y encontrar nuevo lugares para mis próximas fotos. Pero ya ahora si voy a esperar por la temporada para no ser comida de mosquitos.

 

Para ver las fotos Pulse Aqui.

 

 

 

 

 


Comments

Alvaro(non-registered)
Excellent, next time let me know I will please to go with you
No comments posted.
Loading...

Archive
January February (1) March April May June July August September October November December (2)
January February March April (1) May June July August (2) September October November December
January February March April May June (1) July August (1) September October November (2) December
January February March April May June July August September October November December